Masashi Kishimoto, no tenía idea de que Naruto era popular

Si retrocedemos al año 2014 estaríamos reviviendo aquellos momentos en que los capítulos finales del manga de Naruto se abrían camino a través de la revista Weekly Shonen Jump de la editorial Shueisha. En ese entonces, el periódico japonés Asahi Shimbun obtuvo una rara entrevista con el creador Masashi Kishimoto, quien dejó caer una revelación que tuvo cuando comenzó a recibir cartas de fanáticos extranjeros.

Resulta que fueron estas cartas las que hicieron que Kishimoto se diera cuenta de lo popular que su obra se había vuelto. “Debido a que los artistas de manga siempre estamos encerrados trabajando, es difícil para nosotros saber de primera mano si nuestras obras son realmente populares“, mencionó el autor al prestigioso periódico. “No fue sino hasta que comencé a recibir cartas de fanáticos en el extranjero que me di cuenta de que Naruto era popular fuera de Japón. Algunas de esas cartas estaba escritas en idiomas que no entiendo, pero sí era evidente que mi obra era leída por personas en una gran variedad de países“.

Una de las cartas que Kishimoto recibió en esa época incluía una foto de un niño pequeño haciendo una pose y vistiendo un cosplay del protagonista Naruto. “Tales apegos me hicieron muy feliz“, añadió el autor.

Sobre Kishimoto y el final de Naruto
Cuando se publicó el artículo periodístico por primera vez, Kishimoto se encontraba reflexionando sobre su planes originales para dar fin a la serie. “Desde que la obra comenzó a ser serializada por primera vez, había estado decidido a terminar la serie de manga con la batalla entre Naruto y Sasuke, quien ha sido su rival desde el comienzo de la historia“, mencionó. “Luego me decidí por los detalles, poco a poco, como si se pelearían siendo amigos o enemigos, sus sentimientos y diálogos, todo mientras dibujaba la serie. Hace como dos años (2012) comencé a sentir que definitivamente ya me encontraba cerca del final“.

Kishimoto nunca se imaginó que la serie de manga de Naruto perduraría por quince años. Al principio, su editor le dijo que continuara por al menos cinco años, y el arduo trabajo de mantenerse al corriente con Naruto en una revista semanal de forma periódica hizo que el autor en varias ocasiones pensara seriamente en dejarlo. Al final, fueron los personajes los que “sobresalieron”, concluyó Kishimoto.

Cada vez que él quería ofrecer rápidamente una solución a un problema dentro de la historia y seguir adelante, sus personajes no se lo permitía. Naruto y el resto del elenco fueron los que finalmente decidieron cuánto duraría la serie, al igual que los fanáticos extranjeros fueron quienes le hicieron ver a Kishimoto cuán querida era la obra que había creado.

Comentarios cerrados.