No se permitirá a Félix Salgado imponer a Cuauhtémoc Ney como dirigente de Morena en Guerrero: LERS

Por Gilberto Guzmán

El presidente del Consejo Estatal del Morena, Luis Enrique Ríos Saucedo, señaló que no se permitirá la imposición de Cuauhtémoc Ney Catalán, como cuota del senador Félix Salgado Macedonio en la dirigencia estatal del Morena, y de concretarse judicializarán el caso ante la Comisión Nacional de Honor y Justicia.

En entrevista radiofónica, dijo que tendría que ser en la sesión del Consejo Estatal del 14 de noviembre, cuando los consejeros designen a las nuevas carteras de la dirigencia del partido en Guerrero, como marcan los estatutos, y no un senador que ni siquiera es militante del partido.

El exdiputado local dijo que pese a la rumorología, hasta ahora no hay seguridad de que se haya concretado la designación de Cuauhtémoc Ney Catalán como dirigente de Morena en Guerrero.

“La semana antepasada, de algún lugar salió un documento de una fe de erratas firmada por la secretaria general del Comité Nacional de Morena, y donde decía que hacía una corrección, que Saúl López Sollano no era el delegado que el Comité Nacional había designado, sino que era Cuauhtémoc Ney Catalán, pero ese documento no llegó oficialmente a nosotros, lo conocimos a través de los medios”, indicó.

Agregó que a partir de ello se generó una polémica porque la mayor parte de los dirigentes y militantes de Morena no están de acuerdo con las imposiciones, como la que pretende hacer el senador Félix Salgado Macedonio con su operador Ney Catalán.

“No estamos de acuerdo en que el Comité Nacional nombre a los dirigentes, el presidente y el secretario general, sino que podemos como Consejo Estatal hacer ese par de nombramientos porque el estatuto nos faculta”.

Dijo que está preparando una convocatoria para designar ambos cargos, en el marco del Consejo Estatal del Morena, anunciado para el 14 de noviembre.

“Si es un tema institucional y democrático, lo que más procede para no salirnos del estatuto es que el Consejo Estatal nombre, y no el Comité Nacional que vaya a hacer nombramiento de personas o personajes que ni siquiera han acompañado nuestra larga lucha y que es muy probable que ni siquiera estén afiliados a Morena”, comentó.

Ríos Saucedo ha mencionado que quienes ocupen las carteras de presidencia y secretaría general, podría ser los exdiputados federales Víctor Mojica Wences, Rubén Cayetano o el exrepresentante ante el IEPC Sergio Montes Carrillo, además de mujeres a las que les reconoce amplia militancia y perseverancia en morena como Gicela Ramírez Lorenzo, Leovigilda Chávez, Paula Sánchez Jiménez o la exdiputada Erika Valencia.

Todos ellos tienen el común denominador de que son consejeros y fundadores del partido Morena en Guerrero, y de entre ellos podría nombrarse a un nuevo presidente o presidenta o un nuevo secretario general.

Comentó que la oposición al intento de designar a Cuauhtémoc Ney como dirigente de Morena, es porque se le ubica como operador del senador Félix Salgado, quien lo estaría imponiendo con la anuencia del dirigente nacional Mario Delgado Carrillo, sin tener militancia en el partido.

“Yo soy fundador de Morena, estoy desde el 2009 y a este compañero, con mucho respeto ni siquiera lo reconozco en esta larga lucha”, apuntó.

Insistió en que debe ser el Consejo Estatal con sus 70 u 80 consejeros quien designe a la nueva dirigencia, que tenga legalidad y legitimidad, dado que son consejeros.

Ríos agregó que si se llega a concretar la imposición de Cuauhtémoc Ney como dirigente de Morena, llevarían el caso a la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia para que ahí se resuelva.

Dijo que personajes como Leovigilda Chávez, Rubén Cayetano y Sergio Montes no están de acuerdo en permitir la imposición de un dirigente, porque podría judicializarse, “que no es lo más deseable pero tampoco se trata de que a estas alturas, después de luchar 20 años en contra de la antidemocracia y del autoritarismo ahora aceptemos este tipo de imposiciones de un presidente del Comité Ejecutivo Nacional, que también está siempre en duda su legalidad y legitimidad”.

Subrayó que “no estamos en condiciones de estar aceptando ninguna imposición, por mucha influencia que pueda tener el senador Félix Salgado”.

Además, le pidió al senador que se dedique a las funciones propias de su cargo y no meterse en los terrenos del Morena, ya que ni siquiera hay seguridad de que sea militante, y menos tendría que estar imponiendo dirigentes en el comité estatal.

Comentarios cerrados.