Rectorado incluyente y de consensos, e impulsar la investigación, ofrece Romero Olea al frente de la UAGro

Por Gilberto Guzmán

Al tomar protesta como rector de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro) para el periodo del 27 de septiembre del 2021 al 27 de septiembre del 2023, el doctor José Alfredo Romero Olea se comprometió a encabezar un rectorado incluyente, propositivo, de consensos y diálogo que construya decisiones colegiadas, y que su gestión será impulsora de la investigación y generadora de conocimiento frente a los problemas que afectan a nuestra sociedad.

Este lunes, en sesión solemne del Honorable Consejo Universitario, el doctor José Alfredo Romero Olea rindió protesta como rector de la UAGro para el periodo 2021-2023, en su discurso destacó que la principal responsabilidad es acrecentar la capacidad científica, intelectual y patrimonial de la Universidad para asegurar que las próximas generaciones tengan mayores oportunidades de desarrollo.

Mencionó que con la llegada al gobierno federal del presidente Andrés Manuel López Obrador se han dado cambios significativos que en el ámbito educativo se cristalizan en la nueva Ley general de Educación Superior, aprobada por el Congreso de la Unión.

“Estamos obligados y por convicción trabajamos para armonizar a nuestra Universidad con los preceptos ordenados en esa Ley General de Educación; consideramos que la historia de nuestra Universidad refleja el espíritu social y popular de la misma”.

Dijo que la vida social y profesional del Estado de Guerrero, su desarrollo económico, su creatividad e identidad cultural, no podría entenderse sin la Universidad Autónoma de Guerrero; muchos de quienes hoy estamos aquí, difícilmente podríamos haber accedido a estudios superiores de no haber sido por esta noble institución”.

“Sin duda, la Universidad Autónoma de Guerrero ha sido un motor para el cambio social, económico y político del Estado y del país”, expresó el rector.

Consciente de la historia y el legado de la UAGro, ofreció encabezar un rectorado incluyente, propositivo, impulsor de consensos y articulador de acuerdos, de puertas abiertas al diálogo que construya decisiones colegiadas.

“Nuestra principal responsabilidad es acrecentar la capacidad científica, intelectual y patrimonial de la Universidad, asegurando que las próximas generaciones tengan mejores oportunidades, especialmente los más pobres y desprotegidos”, indicó.

Romero Olea exhortó a los universitarios a construir una agenda estratégica acorde con las tendencias globales de la educación superior y que responda a los desafíos nacionales y estatales, caracterizados en la nueva Ley general de Educación Superior.

Para ello, propuso que en esa visión de futuro se apliquen los lineamientos del Plan de Trabajo 2021-2023 que presentó en la pasada sesión del Consejo Universitario, y que presentará de manera formal en próximos días.

Pidió reconocer que a pesar de los esfuerzos que se han realizado hasta ahora, falta mucho por hacer en la UAGro, como aumentar la cobertura en Educación Media Superior y Superior, mejorar la calidad y la equidad en todos los niveles educativos y fortalecerse para responder a las expectativas y necesidades del Estado de Guerrero.

“Tomando como punto de partida el esfuerzo realizado por quienes me precedieron, mi gestión será activa, propositiva, articuladora, impulsora de la investigación y generadora de conocimiento para proponer soluciones a los problemas que afectan a nuestra sociedad”, anunció.

Entre estos problemas, el rector mencionó la inclusión social, el desarrollo económico, la inseguridad, la brecha digital y la protección de los derechos humanos y del medio ambiente.

A la comunidad universitaria, el rector le expresó su compromiso de trabajo y responsabilidades compartidas, y refrendó su compromiso y lealtad con la Universidad Autónoma de Guerrero.

Agradeció y reconoció el trabajo realizado por el presidente Andrés Manuel López Obrador por los programas sociales en beneficio de los sectores menos favorecidos del país, así como el apoyo del gobernador Héctor Astudillo Flores a la UAGro, para incrementar la matrícula, apoyar a los grupos vulnerables y mejorar la infraestructura física, siempre respetando la autonomía universitaria.

En su mensaje, Astudillo Flores deseó al doctor Romero Olea mucho éxito en esta encomienda que culminará el 27 de septiembre del año 2023.

«Queremos que le vaya bien, que sea un buen rector, que conociéndolo siga actuando con sensibilidad, con atención a todo lo que rodea a la Universidad Autónoma de Guerrero».

Tras reiterar su sentido de pertenencia a la institución de la que ha estado cercano estos casi seis años, les reconoció el papel importante que han tenido con toda su operatividad para hacer frente a la pandemia por el Covid-19.

«Aprovecho esta oportunidad para reiterar mi aprecio por la Universidad, por los alumnos, por los maestros, por todo lo que conforma este cuerpo académico, me siento orgulloso de tener formación en esta institución y por haber apoyado a mi querida alma mater».

El gobernador convocó de manera respetuosa a las y los universitarios a que de manera voluntaria se pueda avanzar en el regreso a clases presenciales.

En esta sesión virtual también estuvieron presente las y los consejos universitarios, el doctor Luciano Concheiro Bórquez, Subsecretario de Educación Superior; la doctora Carmen Enedina Rodríguez Armenta, directora general de Educación Superior Universitaria e Intercultural de la Secretaría de Educación Pública ; la maestra Evelyn Salgado Pineda,  gobernadora electa del Estado de Guerrero; la arquitecta Brenda Alicia Alcaraz González, secretaria general del STTAISUAGro y el maestro Ofelio Martínez Llanes, secretario general del STAUAG.

Comentarios cerrados.