Reformas para que la extorsión se castigue con prisión preventiva oficiosa, anuncia Joaquín Badillo

Por Gilberto Guzmán

El presidente de la Comisión de Seguridad Pública del Congreso del Estado, Joaquín Badillo Escamilla, informó que en su plan de trabajo se encuentra presentar reformas para elevar las sanciones contra el delito de extorsión, mejorar el presupuesto para seguridad pública, con mayor capacitación y prestaciones laborales a cuerpos policíacos y que se recuperen los espacios públicos para mejorar la seguridad que demanda la ciudadanía.

En entrevista, anunció que trabajará para reformar el artículo 19 del Código Penal para que el delito de extorsión se eleve a prisión preventiva oficiosa, y quien sea sorprendido o detenido en flagrancia por este delito tenga que ir a la cárcel y no siga delinquiendo.

Además se trabajará en la Ley de Seguridad Pública del Estado de Guerrero para que se generen las condiciones adecuadas para que los mandos policíacos y elementos operativos cuenten con las garantías apropiadas para que su marco jurídico les permita enfrentar las circunstancias de inseguridad y haya mejores resultados en la materia.

Badillo Escamilla también dijo que se debe priorizar mayor presupuesto para seguridad pública, y que se destinen rubros para la capacitación permanente de los cuerpos policíacos y el mejoramiento de sus prestaciones laborales, con el fin de que se recupere la confianza de la gente en estas corporaciones.

El legislador agregó que como parte de la estrategia para mejorar la seguridad pública se deben recuperar los espacios públicos, y coincidió con el presidente Andrés Manuel López Obrador en que el problema no se resolverá únicamente con balazos contra la delincuencia.

“No es así, debemos generar condiciones como Estado y como Gobierno para que esos espacios públicos podamos quitárselos a los delincuentes y podamos generar bibliotecas, canchas, espacios para deportes, cursos, convivencias con adecuado alumbrado público, con instalaciones dignas para la gente, y no solamente en sitios turísticos donde los gobiernos invierten más porque es la imagen que mostramos, queremos recuperar espacios en los puntos más álgidos y de alto riesgo en inseguridad”, explicó.

Sobre el aumento del delito de extorsión a pesar de las reformas que se han aprobado para endurecer las penas, dijo que los casos incrementan porque antes este delito no era una fuente de ingresos tan recurrida por la delincuencia.

“Entonces, al venir desarrollándose, desafortunadamente llevan un paso adelante en materia de delitos, y entonces las leyes quedan rezagadas ante un delito que es nuevo o que está en un crecimiento exponencial; por eso es importante que se le dé seguimiento y que haya voluntad para endurecer las penas”, indicó.

Comentarios cerrados.